25/9/08



Esta imagen es un flash, no lo podía creer cuando la vi. Es el pelícano, pero no el que todos conocemos sino el mitológico. La cosa es así: La mamá pelícano ama tanto a sus pichones que los acaricia hasta matarlos, cuando vuelve el padre se abre el pecho a picotazos y su sangre resucita a los polluelos, muriendo él. De él habló Da Vinci, Jorge Luis Borges y está en uno de mis cuentos: Bestiario. Lo más loco es donde éncontré esta pintura: en la iglesia de Victoria! Al parecer la iglesia usaba esta imagen mitológica por el paralelismo que implica con respecto a la imagen de Cristo que también dio sus sangre por sus hijos.

¡Cultura para todos!

3 comentarios:

nikito dijo...

muy loco lo del ave no?

bueno saberlo

Ron(modernademierda) dijo...

Bello:
Sangre=vida=AMOR*

Anónimo dijo...

es una imagen de ternura más allá de la mitología
está muy bonito el blog y te comento que acá los nenes le dieron de comer y demás de demás a Chiky, así que diría que al blog lo disfrutamos todos y en familia! ( hasta que el pio del del canario me comenzó a cansar jaja)
besoss enormes hermoso!
Marita